¿Hay vida después del coito?

“Me susurra, me acaricia, me desnuda, le beso, le muerdo, le chupo, le arranco la ropa, nos lamemos, nos divertimos, nos descubrimos, nos buscamos, nos enredamos, nos damos placer….Me asalta la duda: ¿Estamos en los preliminares?”

Si has respondido que sí. Déjame que te pregunte: ¿Preliminares a qué? ¿Qué estamos esperando? El lenguaje hace el pensamiento y no hay nada más social que el lenguaje. Los mal llamados “preliminares” constituyen uno de los errores que las personas hemos creado para entender y hablar de sexualidad.

pastelColoquialmente, entendemos que los preliminares nos preparan para el coito, para la penetración. No es necesario disfrutar de las caricias anteriores, ya que son sólo las migas de un enorme pastel de chocolate que nos traerán a continuación. El sexo se asocia al coito y todo lo demás es preparación o entrenamiento para la penetración.

Pero, ¿qué ocurre si el pastel de chocolate no nos ha quitado toda el hambre? O lo que es lo mismo: ¿qué ocurre si durante el coito no hemos sentido fuegos artificiales y no hemos sentido todo el placer que esperábamos? Si esto nos ocurre, la insatisfacción y la desidia pueden instalarse junto a nuestra ventana.
Podemos pensar que los “preliminares” han sido cortos o que quizá con el que he compartido la cama no estaba a la altura de mis deseos. Pero lo cierto es que es una cuestión de pensamiento y de percepción: se puede disfrutar de todos los platos de la comida. El pastel puede estar riquísimo, o gustarme según el día o según quien lo cocine, pero yo con todos los platos ¡me pongo las botas!

¿Qué sucede si después del coito me apetece seguir teniendo relaciones sexuales? Masturbación, sexo oral, caricias, besos… Las posibilidades son tantas como nos permita la imaginación. ¿Cómo los llamamos?caricias
La mayoría de escenas sexuales o eróticas que nos saludan desde las películas nos indican muy bien cómo mantener relaciones sexuales: besos, caricias, desnudarse, penetración y orgasmo. ¿Por qué ocurre esto? ¿No hay sexo más allá de la penetración? Según su idea no me puede seguir apeteciendo jugar, lamer, morder o gemir.
Si asociamos la sexualidad a la reproducción, comprendo que el único deseo sea el coito, ya que todo lo demás es una pérdida de tiempo con respecto a la procreación. Pero ahora, como personas capaces de controlar nuestra reproducción y de buscar el placer en los encuentros sexuales, el coitocentrismo dominante me resulta estridente.

caricia0blSería maravilloso que pudiéramos disfrutar como más nos guste, sin presiones, sin esperas, sin prisas…Con esta idea, muchas de las disfunciones sexuales que diagnosticamos, que son meramente sociales (eyaculación precoz, disfunción erectiva) no serían más que un amargo recuerdo en la historia. Aprendamos a disfrutar, a darnos placer, a no dejarnos llevar por el modelo dominante, a comprender que en la sexualidad los límites los ponemos nosotros y a que las practicas que realicemos durante la relación sexual sólo dependen de nuestro deseo y de nuestras ganas de disfrutar.

Cristina Hernández

Anuncios

4 pensamientos en “¿Hay vida después del coito?

  1. Pingback: El sonido del erotismo | A Vueltas Con El Sexo

  2. Pingback: El sonido del erotismo — forosexy.com

  3. Pingback: A vueltas con los mitos (Parte I) | A Vueltas Con El Sexo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s