Todo el mundo es hetero hasta que se demuestre lo contrario

En la publicidad, en la televisión, en las películas, en los libros, en las fotos, en charlas y talleres sobre sexualidad, en foros y páginas web… Vayas donde vayas, todo el mundo es heterosexual (sentimientos afectivo-sexuales por el sexo contrario). Y no sólo eso (que sería bastante normal dado que suponen la gran mayoría de la población), sino que todo ese mundo también espera de ti que lo seas. Si no te adaptas a ese modelo, estás fuera de toda lógica; ya no encuentras lo que buscabas, nada se adapta, muchos porque no quieren adaptarlo, otros porque no saben. “Y uno por otro, la casa sin barrer”.

79340952Realmente, las sexualidades no normativizadas (esto es, realidades afectivo-sexuales diferentes de la heterosexualidad, como pueden ser la homosexualidad, bisexualidad, pansexualidad, etcétera) no están representadas en todos esos ambientes, lo que supone una negación de esta realidad mediante la invisibilización. Todos los anuncios van dirigidos a parejas de hombre-mujer. En las películas, los protagonistas hombre-mujer siempre se enamoran. Vas al médico y presupone que te gusta el sexo contrario. Vas a comprar un regalo y creen que será para tu novio (si eres una chica) o novia (si eres un chico). Es más, en el terreno de la sexología, toda la terapia sexual se articula según las relaciones heterosexuales.

Dada esa mayoría heterosexual, es lógico hacer una presunción de heterosexualidad. Todo el mundo es heterosexual hasta que se demuestre lo contrario. Pero, ¿es realmente necesario tener que estar demostrándolo a todas horas? La mayoría de veces con una simple pregunta nos evitarían tener que dar muchas explicaciones. En lugar de preguntar si tienes novio/-a, preguntad si tiene pareja. Muy simple y muy complicado a la vez. Requiere cambiar una estructura anquilosada en el cerebro durante toda nuestra existencia, una estructura promovida a diario por los medios de comunicación, grandes transmisores de la cultura hoy en día.

Por supuesto, existen películas, páginas web, etcétera, para público no heterosexual. 166835212Pero, en su mayoría, no dejan de suponer una isla en medio de un océano. Pongamos de ejemplo el cine. ¿Cuántas películas importantes hay con protagonistas homosexuales? Me atrevería a decir que muy pocas. Por supuesto, hay bastante cine gay y lésbico, pero dejan mucho que desear en cuanto a calidad argumental, cinematográfica e interpretativa, lo que deja simplemente con ganas de poder disfrutar de una gran película que muestre un protagonista no heterosexual.

Quizá os preguntéis, ¿acaso tiene tanta importancia?, ¿no podéis simplemente adaptaros? Pensadlo desde nuestra perspectiva, pensad en un mundo al revés. Todo el mundo es homosexual hasta que se demuestre lo contrario y vosotros sois heterosexuales.

66498_497255040293617_2019286632_nOs encantaría saber que lo vuestro es normal, que queréis saber que hay más gente como vosotros en el mundo, que le importáis a alguien. Pero no aparecéis en ninguna parte, en ningún medio, sólo encontráis reductos a través de internet o en sitios específicos. Es más, personajes públicos se muestran en contra de vosotros, os quieren eliminar mediante terapias, la cárcel o la pena de muerte, dependiendo de donde estéis. ¿Acaso eso no os haría sentir que no pertenecéis a este mundo? Sois personas, igual que los demás. Queréis los mismos derechos, igual que los demás. Queréis poder amar y ser felices, igual que los demás. ¿Por qué, entonces, se les niegan todas esas cosas a las sexualidades no normativizadas?

Otros pensaréis que esto sí que existe. Y es verdad, cada vez hay más series y películas donde aparecen personajes homosexuales o bisexuales. Incluso algo que parecía imposible, anuncios de publicidad (véase el de la marca Desigual) donde se visibilizan a estas sexualidades. Pero aún es poco, aún queda mucho por hacer. Van apareciendo más islas en medio de ese gran océano, pero aún es necesario que haya más, un país, un continente tal vez. Porque a través de la visibilización, se consigue la igualdad.

Todos somos personas. Todos somos diferentes, pero deberíamos ser iguales en derechos y libertades (ya que en obligaciones sí que lo somos). El pasado día 28 fue el Día del Orgullo LGTBQ+ (lesbianas, gais, bisexuales, transexuales, queer y más), otra pequeña isla que cada día va ganando más terrero.

Pon tu granito de arena. Haz de estas islas un destino paradisiaco.

Aida Castaño

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s