Juguetes eróticos. Introdúcete en un nuevo mundo.

Muchos están a favor de estos productos tan variados y placenteros mientras que otros piensan que sólo es un burdo sustituto del sexo con otra persona. Sea como sea, los juguetes eróticos no dejan indiferente a nadie.

Breve historia de los juguetes sexuales

La idea probablemente más extendida es que es un invento moderno usado principalmente para el autoplacer, pero nada más lejos de la realidad. Los mal llamados “consoladores”, mejor llamados dildos, son usados desde hace miles de años para el placer.

Ya los antiguos egipcios, griegos y romanos usaban cera para crear grandes velas que simulaban penes; los griegos también usaban la madera para hacer réplicas fálicas, que luego lubricaban con aceite de oliva. En la antigua China se recurrió al bronce para tal menester. Pero no sólo inventaron los dildos, también los chinos inventaron lo que hoy conocemos como anillos para el pene, atando un trozo de seda a su base. En el antiguo Oriente Medio usaron boñiga seca de camello recubierta con una resistente resina.

Siguiendo con los dildos, esta palabra no apareció hasta el siglo XVI y se cree que deriva de la palabra italiana “diletto”, cuyo significado es complacer, deleitar. Durante la Edad Media, los penes artificiales eran comunes a lo largo y ancho de Europa, pese a las restricciones de la Iglesia. Durante el siglo XVIII se fueron perfeccionando y embelleciendo, haciéndolos cada vez más llamativos.

Pero no sólo para el placer, también hay juguetes que han sido diseñados para el fortalecimiento por ejemplo del suelo pélvico, incluso algunos se propusieron combatir la “histeria femenina” en la época victoriana del siglo XIX. Para ello, el médico británico Joseph Mortimer, en la década de 1880, inventó un aparato electromagnético con forma fálica, para realizar un masaje en el clítoris y, así, liberar el “paroxismo histérico”, o lo que hoy en día conocemos como orgasmo. En 1883 el libro Salud para Mujeres recomendaba los nuevos vibradores para tratar la “hiperemia pélvica” o congestión de los genitales, que hoy día sabemos que, simplemente, estarían excitadas. Al no haber ningún tipo de penetración, se consideró que era un tratamiendo puramente médico (dada la concepción falocrática y coitocéntrica de la sexualidad).

A lo largo del siglo XX se siguió vendiendo como un electrodoméstico más. Como podemos ver en la imagen, se recomienda como masajeador de otras zonas del cuerpo para conseguir una relajación. Hasta que a medidos de siglo XX comenzaron a darle publicidad a los usos más placenteros. Finalmente en 1962 en Alemania apareció el primer sex-shop y comenzaron a comercializarse multitud de juguetes con fines eróticos.

Para iniciarnos en los juguetes eróticos

Hay tal cantidad de complementos a la actividad sexual actualmente que sería imposible poder nombrarlos todos. Por ello, sólo nombraré los más conocidos para que todos aquellos que no estén muy puestos en la materia y quieran conocer más puedan tener una breve introducción. No haré distinción entre los juguetes destinados para “ellas” y para “ellos” ya que, muchos de ellos, pueden tener un uso mixto. Cada cual que elija el que más le guste.

Dildo

Como ya hemos hablado, se trata de un juguete en forma por lo general fálica, que carece de vibración. Algunos tienen una base para poder usarlos con un arnés; otros se amoldan a la mano para mayor comodidad. Cada vez más los dildos dejan de tener esa forma fálica tan conocida, de tipo realista, y aparecen dildos con formas más elegantes y llamativas. Son idóneos para la iniciación en los juguetes eróticos, ya sea en solitario o en pareja, ya que cuentan con una gran variedad.

Su precio puede variar desde los 10 euros hasta en torno a los 100, todo dependerá de la calidad del material, el tamaño, el diseño, etc.

Dildo doble

Se trata de un dildo que tiene dos lados que pueden ser usados. Hay de dos tipos: aquellos que son para la doble penetración propia (vagina y ano) o para la doble penetración a dos personas distintas (vagina-vagina, ano-ano, vagina-ano). Personalmente, recomiendo su uso para aquellas personas que ya estén iniciadas en el uso de juguetes y quieran experimentar nuevas sensaciones, tanto indivualmente como en pareja. Por lo general, tienen un diseño bastante elaborado y visualmente atractivo, pero dependerá del presupuesto que manejemos.

Su precio puede oscilar entre los 17 euros hasta 180 euros, dependiendo, igual que en el dildo, de la calidad del material, el tamaño, el diseño, etc.

Vibradores

El mundo de los vibradores es muy amplio,recoger aquí todos los tipos nos daría para un post entero, así que nombraré los más conocidos. Los vibradores que hay actualmente en el mercado son: clitorial (estimulan sólo el clítoris), dobles (estimulan vagina y clítoris), punto G (estimulan el punto G, situado dentro de la vagina, a unos 3-5 cm. desde la entrada, hacia la parte superior), simples (un dildo con vibración), masajeadores (por lo general estimulan el clítoris), balas y huevos (se introducen en la vagina y a través de un mando se controla la velocidad de vibración, modo, etc.), sumergibles (resistentes al agua).

Si lo que pretendes es iniciarte en el mundo de los vibradores, primero debes tener en cuenta qué parte quieres estimular. Si lo tuyo es la estimulación del clítoris, te recomiendo los clitoriales; si prefieres la penetración, elige los simples, los estimuladores del punto G o los dobles, según qué sensaciones quieras experimentar. Los demás también son muy recomendables, todo dependerá de cada uno.

Su precio oscila entre los 10 euros y los 180 euros.

Arnés

Consiste en un cinturón que se ajusta a la pelvis y que cuenta con un dildo. Se trata de facilitar la penetración sin necesidad de usar las manos. Son cada vez más las parejas que se unen al uso de este artilugio, tanto parejas de mujeres como de hombres como heterosexuales, donde la mujer en muchos casos penetra al hombre. Puede suponer, además de la comodidad de no tener que sujetar el dildo, un perfecto juego de inversión de roles.

Hay diferentes tipos, desde los más baratos cuyo arnés suele ser de un material de poca calidad, a aquellos que son de piel, o incluso los que no necesitan de arnés (que podrían considerarse dobles).

Los precios oscilan entre los 50 euros y los 150 euros.

Masturbadores anales

Si lo que prefieres es el placer anal, ésta es tu sección. Hay diversos estimuladores anales, comopueden ser: plugs (en la punta son más estrechos, y se ensanchan en el medio, con una base amplia para evitar que se introduzca demasiado), bolas (ristra de bolas que provocan la contracción del perineo), dildos y vibradores. Si te vas a iniciar en esta práctica, lo mejor será que recurras a plugs pequeños o a bolas de pequeño tamaño para evitar posibles fisuras del ano. Si ya eres un habitual de esta práctica, cualquiera de ellos puede servirte, así pues, elige según tu gusto.

Su precio oscila entre los 12 euros  y los 95 euros (los más caros suelen ser dildos y vibradores, los otros son más económicos).

Anillos

Los anillos pueden ser un complemento muy útil para hombres. Se trata de un anillo que se pone en labase del pene, puede ir con o sin vibración. Su función es la de contraer ligeramente la pase del pene para lograr una mayor concentración sanguínea en éste y, así, prolongar un poco la erección y aumentar el placer del hombre. Si van incorporados con vibración, también ayuda a estimular el clítoris en caso de relaciones heterosexuales.

Eso sí, es conveniente tener en cuenta una serie de precauciones: no hay que usarlo más tiempo del que te sientas cómodo y nunca más de 20 minutos. Esto es importante ya que, en caso contrario, podríamos provocar una lesión. Es recomendable también usar productos fiables que sean, a ser posible, de materiales un poco elásticos. Tampoco debe usarse para combatir disfunciones eréctiles sin haber consultado antes a algún especialista. Y si eres diabético o tienes problemas de coagulación de la sangre, no uses este aparato.

Su precio suele oscilar entre los 13 euros y los 25 euros, según marca, tipo, calidad, etc.

Masturbadores masculinos

Más allá de las antiguas muñecas hinchables o vaginas artificiales, los juguetes eróticospara hombres se han ido modernizando y adaptando a un nuevo tipo de consumidor. Así pues encontramos los llamados “huevos” y masturbadores de la marca japonesa Tenga, que se ha encargado de renovar este ámbito. Los hay con diferentes texturas, lo que hace que las sensaciones sean diferentes con cada modelo; podrás elegir el que más te guste. Se adapta a todos los tamaños de pene sin problemas.

Algunos son de un sólo uso, mientras que otros son reutilizables. Sólo tendrás que lavarlo bien y podrás volverlo a usar.

Su precio oscila entre los 10 euros y los 50 euros.

Estos son sólo algunos de los productos que podéis encontrar. Podéis acudir a muchos sex-shops, aunque recomiendo ir a las jugueterías puesto que los artículos más modernos y más atractivos visualmente, además de que tienen mayor calidad, los encontraréis allí.

Me faltan muchos por comentar, como por ejemplo complementos del tipo esposas, plumas, lubricantes, etc… Además, no he comentado nada del Bondage y el Sadomasoquismo, pero prefiero dejarlo para una entrada específica para este tema.

Espero que os haya gustado o que, al menos, os haya picado la curiosidad.

Aida Castaño

Anuncios

4 pensamientos en “Juguetes eróticos. Introdúcete en un nuevo mundo.

  1. Pingback: Activa tu pasión

  2. Pingback: 5 claves para reactivar la pasión | Oveja Rosa - Revista web para todo tipo de familias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s